Ohhh, Leonel en la Barrick! Que raro!…

Ohhh, Leonel en la Barrick! Que raro!...

Anuncios

Presidente Medina, esto es una falta de respeto pura y dura…

…Y usted no lo puede permirtir. Estas declaraciones de su Ministro de Turismo, Francisco Javier Garcia revelan una falta a su autoridad como Jefe del Poder Ejecutivo y una desobediencia a los mandatos que emanan de su investidura. 

Si usted revoco el poder especial que ordenaba transar con delincuentes en Bahia de las Aguilas, es ilogico, abusivo y carente de respeto, reitero, a su autoridad que el Ministro de Turismo se destape argumentando que el “sostiene y mantiene” que el desarrollo del suroeste solo es posible entregando un patrimonio natural a delincuentes y estafadores. Revise eso, Senor Presidente y resuelva , el 27 de Febrero esta a la vuelta de la esquina.Imagen

¿Qué le pasa a esta muchacha?

¿Qué le pasa a esta muchacha?

·#MarthaHeredia es una víctima màs del estado de podredumbre, orfandad espiritual y caos que impera en la República Dominicana. Hacer leña del árbol caído no es lo que va, sin embargo, esta foto pone los pelos de punta a cualquiera. Sonreir tras su arresto en el Aeropuerto del Cibao es sinónimo de una personalidad desajustada, para no decir otra cosa

¿Qué pasaría si Yoani Sánchez visita la República Dominicana?

Imagen

Si la famosa bloguera cubana Yoani Sánchez se le ocurre ripostar en la República Dominicana dentro de su larga gira mundial por varias ciudades de América Latina, Estados Unidos y Europa, es más que seguro que también la recibirían  con intensas dosis de intolerancia en caos. Ya me imagino a Yoani en el Alma Máter de la UASD enfrentando con una sonrisa las pasiones desbordadas y las consignas trasnochadas de grupúsculos, personalidades y partidos afines a esa izquierda tradicional sesentera y con canas.

Lo que le pasó a la escritora en Feira de Santana en el Estado de Bahia, Brasil, me temo le pasará en muchos de los paises que visite. La intolerancia, el rechazo a la pluralidad y a una opinión diferente de lo que ratifican, certifican y sellan hasta con su propia sangre las Grandes Ideologías Políticas y Religiosas está inoculado en el cuerpo social de la mayoría de los países, sin importar su ubicación geográfica.

Los Fundamentalismos todavía recorren el Siglo XXI, y eso no se quita con agua y jabón