¿Qué está pasando con las Juezas y Jueces en #RD?

Por Domingo Abreu Collado

Varios casos de “extraña” actitud con sus responsabilidades están aconteciendo en diferentes salas y tribunales donde debe impartirse justicia en la República Dominicana.

1.      “La presidenta del Tribunal Superior Administrativo, Delfina Amparo León, ordenó la suspensión de los permisos otorgados por el Consejo de Coordinación de Zona Franca Especial de Desarrollo Fronterizo, a través de los cuales se conceden exenciones fiscales y otros beneficios a cuatro empresas radicadas en la frontera”. Con esta decisión miles de trabajadores y trabajadoras quedarán cesantes, van para las calles.

2.      “La presidenta del Primer Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, Giselle Méndez, declaró la extinción de la acción penal iniciada en contra del ex director del Instituto Agrario Dominicano (IAD), Jaime Rodríguez Guzmán, un hermano y su esposa, acusados de expropiación de miles de terrenos del Estado en Bahía de las Águilas”. Con esta decisión los acusados se quedarán con lo robado y los aspirantes a robar ya saben que pueden salirse con la suya en los tribunales.

3.      “La Tercera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del DN revocó la prisión preventiva del empresario y ex ministro de Turismo, Frank Jorge Elías, acusado por su esposa de violencia de género”. Con esta decisión el agresor se va para su casa tranquilo, la esposa agredida deberá buscar escondite y los consuetudinarios agresores de mujeres tienen la seguridad de que con dinero se resuelve cualquier “problema de género”.

4.      “El archivo acusatorio en contra del ex presidente Leonel Fernández y la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), interpuesta por Guillermo Moreno, fue archivado de manera definitiva por la Fiscalía del Distrito Nacional”.  Con esta decisión el acusado sigue “como Johnny Walker”, el pueblo se queda con la cara larga y los funcionarios corruptos saben que lo que hay que hacer es coger de a mucho.

Por uno solo de estos casos, uno similar, en todas las ciudades de Turquía hay casi una insurrección popular desde el viernes 31, ya hay dos muertos, y todo comenzó por la defensa de una parque natural. ¿A qué están apostando los jueces y juezas dominicanos? ¿A la pasividad de los dominicanos?

¿Cómo en una situación económica y social como la que estamos pasando en la República Dominicana, una jueza dispone la suspensión de exenciones legales a cuatro empresas de la frontera, la región más deprimida económicamente del País?

¿Por qué se premia con la libertad condicional a un consuetudinario y violento agresor de su esposa, en momentos en que la criminalidad de género aumenta en la República Dominicana?

¿Cómo es que la “justicia dominicana” no quiere ver las pruebas tan visibles de la corrupción que benefició tan escandalosamente al ex presidente Leonel Fernández y a sus colaboradores?

De estos cuatro casos de desacato judicial, el que traerá consecuencias inmediatas es el de la zona fronteriza, pues irán a las calles desempleados miles de obreros y obreras. Pero es casi seguro que irán a las calles también a exigir su derecho al trabajo, su derecho a la alimentación, su derecho a la salud y su derecho a la educación. Porque la falta de trabajo va a repercutir en esos otros tres derechos.

Pero, ¿de dónde viene esa decisión? ¿Quiénes promovieron eliminar las exenciones legales a las cuatro empresas de la zona fronteriza? Pues… asómbrese… la Asociación de Industrias de la República Dominicana –AIRD –. ¿Y a ésta Asociación, quiénes la azuzaron? Bueno, entre otras, una conocida casa fabricante de ron de las más famosas del país, de una marca muy “bulgar”, porque la Industria Licorera La Altagracia, según ellos, le estaba compitiendo seriamente. Así que esas consideraciones de la famosa casa de rones perjudicarán ahora a miles de personas en la deprimida frontera domínico-haitiana.

Estas cuatro decisiones judiciales tocan profundamente la sensibilidad de cuatro sectores muy activos: el sector obrero, el sector ambientalista, el sector de género y el sector social. Y es casi seguro que los cuatro sectores llamarán a las calles, algo que no necesitaba Danilo Medina, pero que el Poder Judicial le va a regalar como presente de medio año.

Probablemente sea en la zona fronteriza donde se manifieste con más fuerza el descontento, dada la delicada y frágil situación económica en ciudades como Barahona, Neyba, Jimaní y Duvergé, donde, por otro lado, se ha visto afectada la economía ganadera y agrícola por el crecimiento del Lago Enriquillo.

Así es que ya están avisados; el río suena, agua trae, pero trae piedras también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s